martes, 26 de diciembre de 2017

¿Porqué la interfaz de Android no termina de evolucionar para ser sustituto de Windows?

Cárdenas, Tabasco, Diciembre, 2018.- Quienes hemos tenido la intención de convertir un dispositivo Android en nuestro escritorio principal, sabemos lo frustrante que es tener las mismas aplicaciones, pero carecer de todas las funcionalidades.
La pregunta aquí es ¿porqué Android crea sus aplicaciones con manores funcionalidades a las de sus contrapartes en Windows?, es frustrante que ni las propias aplicaciones de Google tengan una interfaz tan rica como sus contrapartes de Windows. 
La interfaz de Documentos en Android
La interfaz de documentos en el navegador Chrome en Windows
Pongamos como ejemplo las aplicaciones de Google Drive, el editor de textos que funciona desde un navegador en Windows emula con facilidad casí todas las funcionalidades de un editor de escritorio cmo Microsoft Word, con algunas limitantes menores; sin embargo, cuando instalamos en nuestros dispositivos Android las apps de Google específicas para esas funciones "Documentos de Google", es verdaderamente frustrante la imlementación de dicha aplicación, practicamente solo puedes escribir y escribir sin poder darle un formato profesional a tus documentos, y no hablemos de insertar imágenes, las opciones son tan reducidas que preferimos mejor omitir esta parte hasta poder usar la aplicación en Windows.
Interfaz de  la App de Microsoft Word en Android

Interfaz de Microsoft Word en Windows
Esto mismo aplicac para las contrapartes de hoja de cálculo y presentaciones, porque contrapartes de Base de datos y Publicaciones no existen, al menos, no por parte de Google, aúnque existen software de terceros que cumplen muy bien esta función, si esta dispuesto a pagar por cada ocasión que requiera el servicio.
Otra gran desventaja de Android es que si bien nacio como un software pequeño con grandes funcionalidades, ahora es un software enorme con funcionalidades limitadas, normalmente los dispositivos Android se venden en dispositivos con almacenamiento limitado de 16 GB de los cuales el sistema operativo ocupa 14.5 GB, lo que deja muy poco espacio para actualizaciones e información propia del usuario, sin embargo, es posible ampliar la memoria con tarjetas de expansión, por desgracia, no es posible eliminar aplicaciones innecesarias que hayan sido precargadas con el sistema, lo cual nos deja prisioneros del limitado espacio del dispositivo, y el siguiente nivel de espacio 32 GB por lo general esta disponible en dispositivos mucho más costosos, y eventualmente al actualizar el software preinstalado el espacio original ocupado por este software no se libera, solo se inmoviliza, lo cual es un desperdicio de recursos, existe una función (de dudosa eficiacia) mover el software a la tarjeta de memoria externa, pero aún cuando movamos todo lo que en teoría puede "moverse", el espacio de almacenamiento parece no liberarse, y muchas aplicaciones se niegan a moverse a espacios alternativos, o bien, aunque explicitamente les indiquemos que pongan todo en la memoria externa, las aplicaciones tienen voluntad propia y se niegan a hacerlo.
Esperemos que este 2018, nos traiga una actualización de Android que permita eliminar software no deseado, mover realmente contenidos a la memoria externa, y mejores funcionalidades de las aplicaciones de productividad, porque si no sucede, los entusiastas de Android, nos veremos obligados a regresar al escritorio de Windows por las funcionalidades que Android nos queda debiendo. Algo que verdaderamente no deseamos hacer.
Android es una gran idea, pero necesita cambiar su enfoque de sistema operativo de apoyo en movilidad, a realmente ser un sistema operativo de productividad, le falta poco para serlo, pero en un ambiente tan competitivo como e informático esas pequeñas diferencias puede determinar quien se queda con el mercado.
Este fin de la primer década de el siglo XXI, es el momento de las definiciones, con toda cada vez más interconectado y menos diferenciado ya no puede darse Android el lujo de creer que es el estandar de facto en la computación movil, ya empiezan a proliferar los dispositivos estilo tableta con Windows integrado que podrían dejar fuera de las preferencias de los profesionistas a Android y darle nuevamente el dominio del mercado a Microsoft.
¿Qué incentivo le falta a Android para decidirse a competir con Windows a nivel serio de productividad?, su aliado es Internet, su enemigo la simplicidad exagerada de sus soluciones.
En lo personal estoy tentado a adquirir un dispositivo tipo tableta con Windows integrado y dejar de sufrir las carencias de Android para realizar mis actividades productivas, y relegar a Android para las actividades lúdicas donde parece no tener rival.

lunes, 11 de julio de 2016

¿Serán estos los últimos días de la dupla PC/Windows?

Cárdenas, Tabasco, México; 7 de Julio de 2016.- Inicio mi entrada del Blog con esta imagen, tengo largo rato sin aportar nada a este Blog, pero cuando me aparte del mismo, hace apenas tres años, las estadísticas de acceso en las visitas a la página por navegadores las dominaba Microsoft Internet Explorer, muy por encima de cualquier otro navegador; mientras que, las visitas a las páginas por sistema operativo las dominaba Microsoft Windows, mientras Linux y Android no parecían tener mucho futuro, hoy día las cosas han cambiado radicalmente, Apple se glorificaba con su cuota de mercado de 13% que predecía aumentaría rápidamente con sus innovadores dispositivos, hoy parece seguir perdiendo pero esta vez ante un nuevo competidor Android, es decir, el gran ganador a largo plazo de esta batalla inmisericorde por el mercado, es, el software de código abierto, los grandes perdedores terminan siendo los productos de código propietario.
Pero cuidado, no se malinterprete que ganó el software gratuito, ganan los estándares abiertos, pero las empresas y los particulares con los conocimientos adecuados siguen estando en la posibilidad de vivir a base de sus creaciones, eso si, obligados a brindar a sus usuarios interoperabilidad y sobre todo las posibilidad de modificar en muchas formas el funcionamiento de las aplicaciones o extender sus funcionalidades, si desean ser atractivos; los días en los que el software era una caja negra e inmutable para los usuarios parecen estar llegando a su fin, bases de datos, firmware, aplicaciones, protocolos y lenguajes de programación son cada día más personalizables por quienes los escojan para trabajar, y se pone de moda nuevamente el "hágalo usted mismo" de los años 80's, que vendió infinidad de ejemplares y permitió a muchos sentirnos amos y señores de la construcción, la jardinería, la ebanistería, y demás labores manuales que antes eramos obligados a encargar a artesanos y especialistas, eso no significó en modo alguno la quiebra de todas las empresas y talleres, sino por el contrario la revitalización de las formas de hacer negocios, ya que podías intentarlo por tu cuenta, y si no te quedaban bien después de muchos intentos, terminabas llamando al especilista para que resolviera tus problemas.
La misma situación se plantea ahora en el ámbito de la informática los "kits" de hágalo usted mismo, y modifíquelo a su gustó, que también llegaron a ser populares en el automovilismo, están presentes como herramientas de desarrollo de software o programación de APPs de célular o más tangiblemente como Kits de ensamble de dispositivos mecatrónicos tipo Arduino (Genuino) que generan oleadas de entusiastas queriendo aprender a usar la tecnología pero de los cuales solo unas cuantas decenas hallaran el modo de capitalizar sus conocimientos.
Estamos viviendo el cambio que se pronosticaba pero lucía como improbable hace apenas 3 años, no cabe duda que los teléfonos celulares inteligentes, las tabletas y los televisores inteligentes podrían significar a mediano plazo, la desaparición de las computadoras de escritorio de nuestras vidas y quizá con ellas termine la era del teclado y el mouse como dispositivos de entrada indispensables y omnipresentes en el hogar.
El grave error de Redmond fue creer que las cosas no podrían cambiar, y nos hace pensar que, aquello de que las historias se repiten, es una gran paradoja de la historia de la humanidad, IBM desprecio a las Computadoras de Escritorio como opción de negocios en el hoy lejano año 1981, Microsoft desestimo el impacto de la inclusión de un Linux modificado (Android) en los teléfonos inteligentes en el lejano año de 2008, y ahora, el tiempo de cambio ha llegado de la mano del triunfo de los estándares abiertos sobre el software propietario, e irónicamente la razón principal de este giro es la obstinada obsesión de Redmond por ser como IBM.
¿Qué pasará de aquí en adelante?, ¿Android se apoderará también del escritorio o lo hará desaparecer?, ¿Microsoft sobrevivirá este nuevo desafió y será capaz de adaptarse al cambio como IBM o NOKIA?.

jueves, 13 de junio de 2013

Almacenamiento en la nube, ¿una realidad que aceptaremos?

Servicios de almacenamiento gratuito en la Nube
Servicios de almacenamiento gratuito en la Nube
Hace menos de una década, leí en un artículo de una revista especializada en informática que se estaba tratando de enfocar los esfuerzos a lograr que las empresas y las personas vieran el almacenamiento de sus datos en la red y no en sus computadoras como el futuro de la movilidad y la independencia de los datos, en tratar de diseñar las aplicaciones de productividad de modo tal que pudiesen desplegarse correctamente en cualquier dispositivo, sin importar arquitectura física o sistema operativo, en fin, que el futuro estaba en el almacenamiento masivo de los datos en una red mundial de servidores a la que se le denominaba "la nube", que en los próximos años, sería una realidad para todos, que ya nadie se preocuparía por tener espacio de almacenamiento limitado, porque en "la nube" este sería prácticamente infinito; el secreto detrás de este concepto era la de contar con Internet omnipresente en cualquier rincón del planeta, obviamente este concepto no era para todos, estaba principalmente enfocado a los sectores empresariales y a la gente con acceso a los medios necesarios como el Internet de alta velocidad y las conexiones satélites.
Sin embargo los gobiernos desde aquella época hasta ahora, han dado buenos pasos para acercar a la gente de la calle la posibilidad de que la computación en "la nube" también sea accesible para ellos, iniciativas como la de la ONU de declarar el acceso a Internet como un derecho fundamental del hombre, hacen posible que ahora tengamos acceso a Internet en muchos sitios donde antes no era posible y además que sea gratuito.
En México, el gobierno de la república ya tomo cartas en el asunto para ponernos a tono con las tendencias mundiales de los miembros de la OCDE, en cuanto a la idea de contar con el acceso a Internet, desgraciadamente la infraestructura presente en el país hace muy difícil que estas disposiciones se lleven a la practica a como lo marca idealmente el decreto presidencial. solo en las ciudades de mediana importancia y en lugares públicos muy específicos es posible que esta disposición se vuelva una realidad, siendo que en la práctica en la mayoría de los casos la cobertura dentro de esos sitios públicos es deficiente y complicada, y la velocidad de conexión dista mucho de ser adecuada.
Dropbox esta pensado en almacenamiento de imágenes.
Aún así, es un hecho que cada vez es más frecuente que los jóvenes, los adolescentes y hasta los niños se mantengan conectados de una u otra forma en las redes sociales, almacenen sus datos en Internet y compartan cotidianamente información.
Como decía una frase publicitaria: "El futuro es... ¡Hoy!".

Box esta enfocado a la publicación totalmente en línea, para ello se apoya de la tecnología de Google Docs

El almacenamiento en la Nube ya es una realidad, aunque actualmente nuestros país adolece de altos costos por acceso a Internet y falta de cobertura en todo el territorio, estamos más cerca que nunca de lograr que el almacenamiento en la Nube sea una realidad para todos, bueno al menos para todos los que podemos acceder a Internet, más difícil será lograr que soltemos nuestros archivos personales para que se alojen únicamente en servidores anónimos, protegidos por contraseñas y protocolos de seguridad en los cuales deberemos aprender a confiar, si queremos integrarnos a la modernidad, en caso contrario, siempre tendremos la posibilidad de conservar nuestros archivos personales en medios de almacenamiento removibles, discos duros, aunque eso sería regresivo, considerando que lo que se busca es la movilidad e independencia del hardware, y la omnipresencia del software apoyado por estándares que permitan compartir la información sin problemas a como podemos compartir las fotografías impresas con todo aquel que tenga la posibilidad de ver.
Drive (Google Docs) es la oferta de almacenamiento en la Nube y Edición en línea integrados (un todo en uno) y por mucho la mejor oferta en este momento.
En nuestro país aún no es completamente una realidad, pero con la cantidad de compañías dedicadas a ofrecer servicios de almacenamiento en la Nube gratuitos, considero que sería un error no adherirse a la tendencia, si lo único que tenemos que hacer para conservar ese almacenamiento gratuito es en todo caso soportar un poco de publicidad, que si comparamos este hecho con el estado de los servicios de TV por cable y satélite, en las cuales tenemos que pagar una mensualidad y aguantarnos los interminables anuncios, considero que es a todas luces una ganga.
No esperemos más y decidámonos a unirnos a la tendencia de trabajar nuestra información en la Nube.

jueves, 2 de mayo de 2013

Centros de cómputo escolares

Los centros de cómputo en el sistema educativo mexicano se presentaron como la panacea en el camino a la educación de calidad de las instituciones de educación, se pensaba que bastaba con poner al alcance de la población estudiantil, automáticamente se tendría la seguridad de que estos estarían mejor preparados para enfrentar los retos del mercado laboral, muchas veces en México se ha utilizado el pensamiento de que la naturaleza siempre busca equilibrarse, y se dejan al garete muchas cosas que deberían planificarse, prueba de ello son los fracasos de las reformas agrarias,  las reformas laborales, las reformas económicas y muy desgraciadamente las reformas educativas.
México tiene una larga historia de fracasos en la implementación de políticas públicas y programas sociales, fracaso producto de la pereza mental de los dirigentes del país quienes acostumbran copiar y adaptar modelos de éxito en otras regiones, sin considerar las limitantes existentes en el país, y las idiosincrasias propias del país.
Los centros de cómputo en las instituciones educativas fueron introducidos por mandato, se convirtieron en un elemento obligatorio con el cual habría de contarse en cada escuela pública, sin embargo, no se consideraron factores como la infraestructura, el mantenimiento, el personal capacitado, se repartieron a diestra y siniestra equipamientos de cómputo a las escuelas, mismos que iban desde apenas una computadora hasta lotes de cientos de equipos, en muchas ocasiones estos equipos llegaron a las escuelas sin que estas estuvieran preparadas aún para alojarlas, y después de instalarlas en un aula de clases para la foto del recuerdo, eran desmanteladas y almacenadas, y hasta olvidadas por los directores de escuela, más preocupados por sacar el trabajo rutinario que por sacarle provecho a las nuevas herramientas que se les estaban proporcionando, un ejemplo entristecedor de este desperdicio de recursos lo constituyen las escuelas ubicadas en la zona de la Chontalpa del Estado de Tabasco, mismas que durante las inundaciones de 2007 tenían sus equipos de cómputo almacenados en bodegas a nivel de piso y no tuvieron tiempo de sacarlos, quedando los mismos bajo el agua e inservibles, sin siquiera haber sido  sacados de sus empaques.
Estas situaciones se deben sobre todo a que por cumplir con una nueva disposición mal planificada los equipos de computo se entregan a gente que no les encuentra ninguna utilidad porque desconoce sus potencialidades y las considera innecesarias, o como un gasto excesivo al que la institución educativa con problemas presupuestarios añejos no puede hacer frente, y aunado a ello las reformas educativas que intentan incluir las tecnologías de información dentro de la educación obligatoria han sido de origen mal planificadas y peor implementadas, ya que si bien se contempla dotar a las escuelas de equipamiento de cómputo, no se prevé en ningún momento de dotar a las escuelas de una partida presupuestaria para cubrir los sueldos del personal que dará mantenimiento a los equipos de cómputo y que impartirá las clases a los educandos, insistiendo siempre en que no esta en posibilidades de autorizar nuevas plazas para este tipo de enseñanzas, algo por demás inverosímil, cuando el discurso oficial de las autoridades de mayor nivel a cargo de fijar las políticas educativas no se cansa de señalar la importancia de incluir este tipo de enseñanza dentro de la currícula  educativa a todos los niveles.
El principal enemigo de los centros de cómputo es la obsolescencia y la falta de mantenimiento preventivo, en cuestiones de equipos de cómputo el mantenimiento correctivo generalmente implica que el equipo ya no cumplirá con las condiciones optimas de desempeño y que sus componentes fallaran en cualquier momento con el consecuente incremento de costos para la institución, por ello es vital que las escuelas aprendan a sacar el mayor provecho de los equipos desde el instante mismo en que les son otorgados, o adquiridos, ya que el peor enemigo de los equipos electrónicos es el polvo, y el polvo hace especial daño a los equipos almacenados en bodegas o bien sin utilizar; los equipos que permanecen mucho tiempo embodegados, aún cuando permanezcan en sus empaques originales no se encuentran tampoco a salvo, ya que los insectos hacen presa de ellos para utilizarlos como nidos, o peor aún para alimentarse con las piezas de goma y aislantes.
Un adecuado mantenimiento preventivo evita toda clase de costos a las instituciones propietarias de los equipos, principalmente porque mantener los equipos libres de polvo, no solo superficialmente, sino también en su interior prolonga la vida útil de los mismos y el desempeño, un equipo que presenta problemas de acumulación de polvo tendrá síntomas como sobrecalentamiento, apagados sorpresivos, lentitud, bloqueos, y perdida de funcionalidad de algunos componentes como teclado, mouse, unidades de disco, etc.
Las instituciones educativas necesitan cambiar el enfoque hacia los centros de cómputo, dejar de pensar que lo único que necesitan es un encargado que vigile a los usuarios aunque no sepa ni como encender los equipos, capacitar a su personal y dotarles de las herramientas y los tiempos necesarios para cumplir con la función de mantener en buen estados los equipos, darse cuenta que mantener en buen estado los centros de cómputo no es un gasto, si no a la larga constituye un ahorro y un notable beneficio para la comunidad escolar.
Los centros de cómputo ya no pueden seguir condenados a convertirse en cementerios de electrónicos, o deshuesaderos para proveer piezas de recambio a los equipos usados por la administración escolar, deben empezar ser valorados y cuidados como lo que son: herramientas para facilitar el aprendizaje y desarrollo de competencias para la vida. Las instituciones deben dejar de ver el área de centro de cómputos como el lugar ideal para poner a trabajar a los recomendados, y familiares; y comenzar a invertir en capital humano que permita sacarle el mayor partido a la inversión tecnológica existente, un centro de cómputo bien manejado puede convertirse sin lugar a dudas en una fuente de ingresos por capacitaciones, talleres, cursos y demás actividades académicas ofertadas a la comunidad, convertirse en autosustentable y dejar de ser una carga para la institución, para convertirse en un generador de bienestar para la institución y hasta en una fuente de orgullo para la comunidad escolar.
para que esto sea posible es necesario que los directivos y el mismo personal adscrito a los centros de cómputo tome consciencia de que puede contribuir de forma positiva al logro de las metas de la institución a la que pertenecen, que las áreas de cómputo ya no deben ser consideradas como apéndices de las instituciones, sino parte integral de las mismas, y corresponsable de la formación educativa transversal dentro de la institución.
Hay mucho trabajo que hacer, y si bien es cierto que las políticas educativas han carecido hasta hoy de un rumbo definido y a largo plazo caracterizado por errores más que por aciertos, los centros de cómputo dentro de las instituciones educativas ya son un estándar, y corresponde a las mismas tomar la batuta en este sentido y hacerlos productivos, el cambio empieza normalmente de abajo hacia arriba, no al contrario, el fracaso de las instituciones lo ha constituido el esperar que la solución les sea dictada desde arriba y mágicamente se les solucione todos los problemas, cuando en realidad la solución debe surgir desde abajo del sistema y terminar instaurándose como modelo de éxito ya probado, las soluciones desde arriba ya han probado estar condenadas al olvido, muestra de ello lo constituye el famoso y multipublicitado programa de Enciclomedia, el cual tuvo una efímera existencia de  menos de 6 años, ahora son las instituciones en lo individual quienes deben tomar la rectoría de sus centros de cómputo y buscar la forma de hacerlos valer cada peso invertido en los mismos por el gobierno federal, buscando comprometer a la comunidad y a la larga hacerlos sustentables para las mismas, ningún padre en su sano juicio se negaría a aportar para dar impulso a un recurso que da beneficios tangibles a la educación de sus hijos, pero todos con total seguridad se negarán a apoyar la existencia de algo que ha demostrado ser inoperante, improductivo y ha constituido simplemente un gasto más para la institución.
Cambiemos el enfoque de los centros de cómputo y veremos que estos dejan de ser un lastre para convertirse en un motor impulsor de la formación integral de nuestro capital humano desde el nivel elemental hasta la educación superior.
Cárdenas, Tabasco, 02 de mayo de 2013

miércoles, 18 de julio de 2012

La computación omnipresente

Las nuevas generaciones son las 
que verán cumplirse los presagios
de Isaac Asimov, no es mala idea 
incitarlos a leer esas viejas obras
literarias.

Cárdenas, Tabasco, México; 12 de julio de 2013.- Actualmente con la llegada de los dispositivos móviles y el acceso a Internet vía datos en red célular, podemos decir que la idea mencionada en las novelas de Isaac Asimov de que llegaría el momento donde cada ser humano se conectaría desde dispositivos portátiles que cabrían en las palmas de su mano esta haciendose realidad.
En los años en que Isaac Asimov escribía sus novelas de ciencia ficción muchos lo desacreditaban y tildaban de loco, como suponer que las computadoras se miniaturizasen si cada vez eran más y más grandes y exorbitantemente costosas.
Hoy día muchos jóvenes ni siquiera conocen las computadoras de escritorio y no conciben dejar sus computadoras en casa; muchos de ellos ni las necesitan porque desde sus dispositivos celulares pueden hacer casi todo. 
La gran pregunta es, ¿llegará el momento en que las computadoras estén integradas a nuestros cuerpos?·
Existen muchas películas de ciencia ficción mexicanas que se adelantaron a su tiempo los luchadores mexicanos Santo, Blue Demon, Mil Máscaras; fueron pioneros en presentar en las pantallas de cine ideas innovadoras de telecomunicación: relojes de pulsera, chicharos auditivos, enlaces satelitales, telefonos moviles, en fin.
Esperemos que la tecnología siga avanzandoen beneficio de nosotros los usuarios comunes, reduciendo precios y aumentando la cobertura y los servicios.

lunes, 11 de julio de 2011

Editor de textos: numeración y viñetas.


Diversos estilos de numeración disponibles.
Cárdenas, Tabasco, México; 11 de julio de 2011.- Las numeraciones y las viñetas son similares pero cumplen funciones muy distintas dentro de la edición de texto, y deben utilizarse correctamente para no crear confusión en nuestros lectores.
Las numeraciones tienen como función listar componentes puntuales que son necesarios para llevar a cabo una operación o bien para elaborar un trabajo, se acostumbra listar los componentes de las mismas en orden de importancia, comenzando, bien sea de mayor a menor, o viceversa de manera secuencial de acuerdo al orden en que se van a utilizar los componente o en que sucedieron los hechos.
Generalmente la numeración se hace en arábigos o romanos, dependiendo del contexto en que se este desarrollando el texto, en leyes se acostumbra utilizar numerales romanos. Por otra parte también puede utilizarse las letras del alfabeto como numeradores de una lista.


Diversos estilos de viñetas disponibles.
Las listas suelen utilizarse para manuales de instrucciones, listas de piezas necesarias para completar una tarea, listas de verificación, etc.

En cuanto a las viñetas, podemos decir que, las mismas pueden utilizarse para enumerar una serie de condiciones que no deben llevan un orden concreto o bien que no tienen relación directa, como podría ser una lista de lo encontrado en una revisión general a un cuarto que ha sido cateado por las autoridades, la lista de utiles escolares, la lista de compras del super, la lista de personas que asistieron a una clase, etc., en estas listas el orden de los factores no guarda ninguna relación con su importancia o su jerarquía, sino simplemente cumple con la función de darlas a conocer.

Anidación.

La diferencia principal de las viñetas y las listas es su objetivo, y, si bien es cierto, que podríamos utilizarlas indistintamente, lo correcto consiste en utilizarlas con propiedad para lograr que nuestros escritos sean efectivos y comprensibles por la audiencia.

Las listas numeradas y las viñetas también pueden contener dentro de si mismas otras listas numeradas o viñetas, mismas que pueden servir para clarificar aún más el tipo de contenidos, objetos, requerimientos, o cosas que se desea sean tomados en consideración por la lista numerada o viñeta principal.

El uso de las listas numeradas y las viñetas debe tratarse de que se limite a lo sumamente necesario, ya que un documento con demasiadas listas numeradas y/o viñetas en vez de ser más claramente legible, termina siendo prácticamente incomprensible a los ojos de los lectores y estos tienden a perder el interés en leer el documento o lo terminan considerando poco interesante o serio.

jueves, 16 de junio de 2011

Editor de texto: Formato de párrafo.

Cárdenas, Tabasco, México; 11 de junio de 2011.- Según la Wikipedia un párrafo es: una unidad de discurso en texto escrito que expresa una idea o un argumento, o reproduce las palabras de un orador. Esta integrado por un conjunto de oraciones que tienen cierta unidad tamática o que, sin tenerla, se enuncian juntas. Es un componente del texto que en su aspecto externo inicia con una mayúscula y termina con un punto y aparte. Comprende varias oraciones relacionadas sobre el mismo subtema; una de ellas expresa la idea principal.
esta es la defición formal de lo que constituye un párrafo en cuanto a lo que es la composición de texto escrito, para el caso de la edición de textos, la defición que tomaremos es la más simple: Es un componente del texto que en su aspecto externo inicia con una mayúscula y termina con un punto y aparte.
En la imagén se pueden apreciar diversas opciones que
podemos utilizar para dar formato a nuestros párrafos
en un procesador de textos.
Habiendo definido esto, ahora podremos hablar con claridad acerca de las opciones de formato que los editores de texto ofrecen para cada uno de los párrafos que componen un documento de texto, en el entendido de que cada párrafo es independiente de los demás en cuanto a su formato, y que si bien, podemos darle un formato identico a todos los párrafos de un documento, si acaso necesitamos destacar uno de los párrafos del texto de los demás y hacerlo más llamativo, podemos aplicar a este un conjunto de formatos distintos a los de los que lo redean y de este modo dotarlo de preeminencia sobre los demás, o por el contrario, hacerlo menos visible que los demás si la información que contiene es solo complementario, o bien se pretende que aún estando en el cuerpo del mismo, no llame la atención del lector y este omita su lectura, tal es el caso de las letras pequeñas en los contratos que normalmente firmamos con los bancos, las compañías de televisión por cable, las compañías de telefonía celular, los contratos de seguro y demás instituciones de crédito, que ponen en letras pequeñas aquellas condiciones que invalidan la garantía, o que nos obligan a pagar penalizaciones, sabiendo que por comodidad, no nos tomaremos el tiempo necesario en leer las letras pequeñas de los contratos que firmamos, y solo nos haran notar la existencia de estos párrafos cuando acudamos a hacer válida una garantía o a cancelar el servicio previamente contratado.
Normalmente, no nos dedicaremos a redactar contratos o clausulados obscuros que deseemos ocultar de nuestros lectores, muchos usaremos el editor de textos unicamente para hacer trabajos escolares, o pequeños reportes de incidencias de nuestras operaciones rutinarias de oficina, pero aquellos que se dediquen a elaborar documentos extensos o bien a escribir obrasliterarias, harian bien en aprender a formatear los párrafos que forman parte integrante de sus documentos para poner especial énfasis en captar la atención del lector y mantenerla enfocada sin que la lectura resulte cansado o monótona, es aquí donde radica la importancia del adecuado formato de los párrafos que componen nuestro documento bien sea que este se vaya a imprimir, o que solo se vaya a distribuir de forma electrónica.

lunes, 11 de abril de 2011

Procesador de textos: Estilos de texto

Cárdenas, Tabasco, México; 11 de abril de 2011.- Los estilos de texto son parte fundamental de la edición de documentos de referencia, como podemos ver en la imagen de la izquierda, cada estilo utilizado tiene ciertas características definidas en cuanto a color, tamaño, diseño, espaciado, interlineado, etc.
Un estilo de texto se puede definir como un conjunto de formatos que se puede reutilizar a lo largo de un documento y que nos ayuda a establecer las divisiones temáticas adecuadas para nuestro documento.
La ventaja de utilizar estilos consiste en que nos facilitan la modificación del formato del texto en el documento, si aplicamos el mismo formato a cada uno de los párrafos que componen el cuerpo de nuestro documento, si necesitásemos cambiar la fuente de todo el texto normal en nuestro documentos, o de todos los títulos de cierto nivel, únicamente tendríamos que modificar el estilo que corresponde a al texto NORMAL, o al TITULO según sea el caso, y automáticamente todos los párrafos que tengan definido ese estilo cambiarán al nuevo formato que hayamos definido. sin necesidad de recorrer todo el texto en busca de cada uno de los párrafos que queremos cambiar, con lo que ahorramos muchísimo tiempo de edición, en el caso de documentos extensos.
Otra de las ventajas de usar correctamente los estilos la constituye el hecho de crear de forma personalizada los indices y las tablas de contenido, así como, las tablas de ilustraciones, y de gráficos; ya que los procesadores de texto utilizan los estilos para reconocer las secciones del documento, y nos permiten ahorrar mucho trabajo manual al momento de localizar las páginas donde se encuentran los temas y subtemas, fotografías, dibujos, ilustraciones, y gráficos.

En esta imagen podemos apreciar la tabla de contenido basada en los estilos contenidos en el documento.


Aquí podemos ver que es fácil distinguir las secciones del documento, porque los estilos permiten diferenciar entre los títulos y el contenido del tema.
El uso de estilo es algo que la mayoría de las personas que enseñan a utilizar los procesadores de texto dejan de lado, pero que constituye una de las herramientas más poderosas de las que se dispone al trabajar con procesadores de texto, por ello es recomendable que al empezar a utilizar un procesador de texto el usuario tenga la precaución de informarse sobre la correcta utilización de los estilos en el procesador de textos de su preferencia, ello le ahorrara muchísimas horas de edición y hará posible que emplee las herramientas avanzadas de su procesador de texto en cuanto a decisión, búsqueda y manejo de información.

Procesador de textos: Formato de fuente.

Cárdenas, Tabasco, México; 11 de abril de 2011.- Al crear un documento de texto una de las decisiones más importantes debería ser la de escoger la fuente que deseamos emplear, ya que de esta dependerá en gran medida el aspecto final de nuestro documento y el que sea visualmente atractivo y comprensible para el lector.
Una fuente no es más que la definición visual de los distintos caracteres que se pueden usar en un documento de texto. De modo tal que cada fuente dará un aspecto visual diferente a las palabras que escribiremos en el documento.
Existen cientos de tipos de fuentes disponibles en el mercado, aunque la verdad es que solo unas cuantas de ellas son adecuadas para textos largos, algunas son buenas unicamente para folletos publicitarios o bien para pequeñas notas que llamen la atención del lector, otras solo son visualmente atractivas en pantalla, pero resultan ilegibles en textos impresos o viceversa.
Normalmente utilizaremos las más comunes y aceptadas por la generalidad de las personas que nos piden redactar textos, y los tamaños de fuente que utilizaremos casí siempre serán los mismos.
Las fuentes más comunmente utilizadas son la Times New Roman, la Arial, la Courier, la Verdana, la Helvetica.
Por cada fuente de la cual disponemos en un editor de texto, contamos así mismo con varios formatos de presentación de la misma, los más comunes son: normal, negrita, cursiva y negrita cursiva.
No todas las fuentes disponen de todos estos formatos, pero en su gran mayoría sí.
Estos formatos hacen que la fuente luzca más obscura (negrita), inclinada (cursiva), más obscura e inclinada (negrita cursiva); y agrega un toque de variedad a nuestros documentos sin necesidad de emplear muchas fuentes en el mismo y haciendo que no todos los textos luzcan planos.
Otra cualidad de las fuentes lo constituye el hecho de poder variar su tamaño en puntos desde 1 hasta 100 o más, lo cual nos permite introducir algo de variedad que permita llamar la atención del lector hacia un punto determinado de la lectura o una información específica.
Normalmente usamos convenciones hacerca de los tamaños de los textos, segun la función que van a cumplir en el texto que estamos diseñando, escogemos un tamaño fácil de leer para el cuerpo del texto, y escogemos tamaños más grandes y llamativos para los títulos, o bien más pequeños y discretos para las notas al texto, u otros elementos que sirvan como complemento a nuestro texto principal, como son los pies de página, las notas a las ilustraciones, los números de página, etc.
Hacer un uso adecuado de las diversas opciones que nos proporcionan las fuentes dentro del editor de texto nos ayuda a lograr documentos de apariencia profesional y llamativa, adecuados a la audiencia a la que deseamos impactar.
Como podemos ver en las imágenes incluidas en esta página, cada una de las fuentes hace lucir distinto nuestro documento, y los tamaños del texto y formatos hacen que este luzca atractivo y sea fácil de leer sin producir cansancio visual ni resultar monótono.
Lo recomendable al elaborar un documentos en los que no estamos seguros que fuente utilizar y que tamaños de fuente son las más adecuados, lo más aconsejable es proceder a capturar primero el texto en su totalidad y posteriormente proceder a escoger los estilos para los títulos, los subtítulos, el cuerpo del texto, las notas, los encabezados, el píe de página, etc., afortunadamente los procesadores de textos nos permiten jugar con las opciones de formato antes de terminar de editar el documento, y cambiar todo aquello que no nos parezca adecuado antes de presentar la versión final.
Siéntanse libres de probar con la diversidad de fuentes dispon¡bles en los procesadores de textos, algunas cosas interesantes podrían surgir de experimentar con la fuentes, los formatos y los tamaños de textos.

martes, 5 de abril de 2011

Procesador de textos: Diseño de la página

La configuración de la página es una de las partes más importantes para la edición de documentos impresos, o electrónicos, ya que de esta dependerá en gran medida la facilidad de lectura y atractivo visual de nuestro documentos. Es ahí donde radica la importancia de seleccionar adecuadamente el diseño de la página para el tipo de documento y audiencia que deseamos impactar.
Por ejemplo, si deseamos un documento impreso deberíamos pensar cual es la mejor forma de presentarlo escogiendo el tamaño del papel: carta, oficio, legal, personalizado; la orientación de la impresión: horizontal, vertical; el tamaño de los margenes: superior, inferior, izquierdo, derecho; el color de fondo: claro, obscuro, imagen degradada, imagen intensa; o bien definir si nuestro documento no esta diseñado para imprimirse, sino para ser visto en presentación electrónica únicamente, en cuyo caso el tamaño del papel o del área de edición puede ser desde unos pocos centímetros hasta varios metros.
Si el documento se usa solo para presentaciones electrónicas puede incluir animaciones y sonidos, mientras que si va a ser impreso solo deberá contener recursos estáticos y claramente legibles.
Algunos ejemplos de la configuración de página que podemos lograr con las opciones del procesador de texto se muestran a continuación:

Documento con orientación vertical en hoja tamaño carta

Documento en hoja tamaño oficio con orientación horizontal

Documento con orientación Horizontal en hoja tamaño carta
Como podemos ver en estas configuraciones de documentos para impresión la configuración de la página depende del uso que se le dará al documento, el primero es un manual para estudiar, el segundo un folleto de orientación y el tercero un menú de un negocio de comida. 
La finalidad del primero es facilitar la lectura y evitar el cansancio visual y o las distracciones, mientras que los otros dos buscan llamar la atención del lector y por ello incluyen colores y diseños visuales, mismos que tienen como objetivo dirigir al lector.
Al comenzar a escribir un documento siempre debemos tener pensado como diseñaremos la página si lo que deseamos es facilitar la lectura o bien llamar la atención del lector, pero sobre todo para que luzca como un trabajo profesional que hable bien de nosotros ante los lectores.